Después de “evitar ver” (si, si habéis leído bien), cómo cientos de periodistas enviados a Haití nos muestran hasta las tripas de los cadáveres y enfermos debido al terremoto de hace una semanan en Haití,  propongo un protocolo de actuación para que los mencionados conozcan el lugar que deben ocupar ya que, por el hecho de querer informar, no se ocupan de salvar vidas, ni de proporcionar alimento (sino de consumirlo) ni  realizan labores de búsqueda o reconstrucción.

Y es que, contando únicamente los medios españoles suman como mínimo:

– 5 periodistas con equipos de TV  de las principales cadenas estatales (no cuento autonómicas)

– 5 redactores de peródicos (los principales).

Entonces…Si cada país ha enviado a 10 periodistas más equipos correspondientes…. como que suman más de 150 personas, ¿¿¿no???

Soy consiente de la importancia de informar y que nuestras conciencias solo rasgan nuestro bolsillo cuando una imagen o texto nos conmociona pero ¿tantos? ¿realmente es necesario? Yo creo que no.

Para mí estas son las prioridades en caso de una emergencia de ésta índole:

1.- Restauración servicio/atención de hospitales. Envio de personal médico, tiendas de campaña medicalizadas y medicinas  de atención en emergencias desde paises cercanos/colindantes que no hayan sufrido daños. Así damos asistencia y damos tiempo a que llegue la ayuda más lejana y poder tener un lugar donde recibirla.

2.- Organización de equipos de búsqueda de supervivientes. Envío de material y de personas experimentadas desde otros paises, en caso necesario.

3.- Habilitar espacio para aeropuerto de emergencia para recepción de ayuda/personal externo. Habilitar  lugar/es para el almacenaje de mercancía y posterior distribución. Elaboración de mapa de reparto por prioridades según estado de carreteras, daños sufridos…Petición de recursos necesarios a comunidad internacional: comida, potabilizadoras, tiendas de campaña.

4.- Montaje de campamentos. Censado de personas alojadas en ellos. Ubicación de niños y familias de forma prioritaria. Personas sanas y con fuerza se unirán a equipos de búsqueda o atención.

5.- Montaje de máquinas de agua potabilizadora. Reparto de comida a campamentos habilitados

6.- Creación de servicio de búsquedas de familiares. Tutorización de menores no acompañados.

7.- Asistencia psicosocial supervivientes. Creación de servicio de atención especializada a menores.

8.- Creación de  plan estratégico de reconstrucción/restauración con equipos diferenciados que se encarguen del corto – medio y largo plazo,  teniendo en cuenta déficits existentes en el pais (véase por ejemplo viviendas/espacios preparados para soportar terremotos) y priorizando distribución gradual der aportaciones económicas que, una vez superada la fase de emergencia, se preve que disminuyan.

Como veis, para mí no tienen cabida periodistas que ocupan plazas en avión de médicos o bomberos. No tienen cabida fotógrafos ni equipos de redacción y mucho menos estrellas de telediario (véase Piqueras). Todos ellos necesitan  buenas camas y están comiendo de los recursos de emergencia de dichas victimas.

No hagamos espectáculo de las muertes ajenas… ni nos vayamos con nuestras cámaras cuando acabe el morbo – show….. Creo que es suficiente con un único corresponsal internacional o por pais. Y creo que es más humano e interesante que los periodistas estén allí cuando sea necesario y nadie quiera recaudar ni enseñar la situación de los que sobrevivieron, pasados unos meses.

Y no, me niego a adjuntar ninguna foto.

ACTUALIZACION:

Ver análisis de Luis Prados ¿Por qué Haití es tan pobre?

E insisto….. ¿Fue antes la catástrofe ambiental o la humanitaria? Y creo que la humanitaria ya estaba antes… el terremoto la ha agravado. Este pais requiere de una profunda reconstrucción.