Cuando es la moral quien pretende legislar derechos, nos encontamos ante situaciones tan absurdas como la de querer privar del uso y disfrute de nuestros cuerpos, por el simple hecho de que para una religion o la moral de unos cuantos/as  está feo.

Solo así se entiende que personas a las que no conozco y a las que yo no impido que tengan 3, 5, 15 o 20 hijos por cabeza o bien a curas que jamás serán padres, porque se supone que ellos están alejados del “pecado de la carne” (aunque sepamos que no todos), quieran convencerme de que mi vientre les pertenece y de que no pudo tomar la decision de tener o no un retoño, como si no fuera mayorcita para decidir cuándo y con quién me embarazo y como si resultara que abortar es el mejor plan para pasar un domingo diferente.

Estas personas de tan alta moral son las mismas que no quieren que personas del mismo sexo se casen o que una niña brasileña de 9 años  embarazada después de reiteradas violaciones no aborte, poniendo en peligro además su vida en caso de dar a luz al bebé, sólo porque a ellos/as no les parece bien y quieren salvar nuestras almas…. pero haciendo un infierno nuestro paso por la tierra (añado).

Y digo yo, ¿Por qué estas personas pueden decidir sobre mi y mi cuerpo? ¿Decidimos sobre ellas o su cuerpo? ¿Acaso los testigos de Jehová nos prohiben las transfusiones de sangre? ¿Y si los musulmanes nos vetaran alimentarnos con el cerdo basándose en lo moral o inmoral?

Y es que, cuando mezclamos aquello que nos parece bien o mal con la supresión de derechos a otras personas……. hay ya tocamos terreno resbaladizo…. ¿No somos acaso un estado laico?

Lo curioso de esto es que aquellos señores y señoras  quienes primero se opusieron a la primera ley del divorcio, a las imagenes subiditas de tono  o al aborto en España, eran los primeros y primeras en hacer cola caminito de Francia, Londres o Vaticano (por aquello de la nulidad).

Señores curas….. póngase a lo suyo….. inviertan el dinero de la campaña publicitaria en miles de orfanatos, enfermos de SIDA africanos…. O hagan limpieza entre sus filas para que ninguno más de ustedes abuse de menores, hablen con su jefe para que no  mienta sobre el uso del preservativo o sobre las tendencias sexuales….. Pero dejen en paz a los linces!!!

PD. Siempre el gran Eneko……

 enekoOtros blogs dicen:

 

Anuncios