No, no soy y la persona más católica del mundo y no, no soy de las que ponen la cruz en mi declaracion de hacienda para la iglesia (es más, insisto en que NO lo hagan aunque NO sea incompatible con lo otorgado a ONGDs que si doy).

NO creo en lo que se ha convertido en la iglesia ni en que, con tanta ostentacion y riqueza, se atrevan a pedir mi limosna cuando muchos obispos se gastan en zapatos lo que varias familias en la hipoteca.

Y razones me siguen dando para no seguir creyendo en ellos y debe ser que les sobra la clientela, porque entre los que odian y los que han decidido empezar a excomulgar… Que como quien come pipas, oiga….. que si los gays y lesbianas, que si los que viven en pecado, las familias anormales (que yo no acabo de encontrar en el diccionario), los rojos, los que apoyan a zapatero, los que apoyan la memoria histórica….. y ahora… pues ahora el vaticano amenaza con la excomunion automatica a las mujeres sacerdotes y a quienes las ordenen.... Son unos inconscientes…que va a haber excedente de producción de ostias, señor papa!!!

Y si, es que hay mucho excedente de mala ostia. Debe ser que en el vaticano a las mujeres solo las quieren como monjas y a ser posibles serviles, muy serviles y calladas, muy calladas. Y resulta que con tanta emancipación, las mujeres ya no somos ni serviles ni calladas y se les está jorobando el tema.

Y que sigan , que sigan… el número de apóstatas no para de crecer y las iglesias cada vez más vacías… eso si, no será con mi dinero con quien se financien estas ideas…. bueno, estas ideas y otras empresas que el vaticano y la conferencia episcopal española, tienen a bien no incorporar en su estupenda campaña de la renta.

La primera parte aquí