El 19 de Mayo fue el día y 10 jornadas despues, hay un acuerdo. Mas de 100 paises han prohibido estas armas de destruccion no masiva pero si muy dañinas para los civiles.

Estos, los civiles, a los que EEUU y otros tantos no paran de nombrar como justificacion de su barbarie, han sufrido amputaciones, muertes indiscriminadas … por el triste hecho de tomar entre sus manos algo bonito que les llamó la atención y que despues les estalló.

De la conferencia de Dublin, solo ciertos paises como EEUU (no sé porque ni me extraña), Rusia (idem), China (no comments) e Israel (tanto monta..), no se han sumado al pacto. Suponemos que el negocio de la muerte es más lucrativo que el de salvar vidas humanas. La mayoria por cierto, de menores.

Pero quedandonos con lo positivo, 109 paises, entre ellos España, se han sumado a un borrador de tratado que proscribe el uso, la producción y el almacenamiento de bombas de racimo, armas cargadas con decenas o centenares de submuniciones explosivas que se desprenden antes del impacto sobre amplias extensiones de terreno.

SEgún el periodico El pais, el texto común prevé la destrucción de los arsenales existentes “en un máximo de ocho años”.

ESperamos que este borrador no se borre de ninguna agenda y sea una realidad en breve porque las armas no esperan a ningún acuerdo para ser detonadas y porque como seres humanos debemos dar muestra de nuestra humanidad.