Estamos en la sociedad de informacion. La informacion es cambiante y efímera. Dentro de esa vorágine de datos y noticias, nuestra frágil pero selectiva y eficaz memoria, se concentra en los discursos e imagenes repetitivas de los diferentes medios de comunicacion.

Pues bien, esta semana Irak es menos importante porque “the winner is …….el tibet” lo sé, dudoso honor, si, muy dudoso…. sobre todo porque el tibet está en conflicto desde la primera ocupacion en el siglo XVIII, cuando China envió un comisionado chino a Lhasa para hacerse cargo del gobierno y diferentes facciones tibetanas se rebelaron contra el comisionado, el cual fue asesinado.

No quiero desmoralizar a los/as concienciados con la causa más recientes, ni desconvocar aquellas reuniones de protesta que, no por llevar menos años de reivindicaciones, son menos válidas en estos momentos.

En mi caso, solo voy a llamar la atencion sobre los otros tibet que tuvieron su semana o su mes en el informativo, y se guardaron en el cajón de las noticias viejas sin resolver que es, donde muy mucho me temo, que acabará el tibet antes o después de los juegos olímpicos de Pekín.

Sin despreciar el sufrimiento del pueblo tibetano con quien simpatizo desde hace muchos años, vaya desde aquí un espacio para recordar a los otros ciudadanos de los tibet del mundo. Porque, por desgracia, la vulneración de derechos humanos no es cuestión de un minuto en un informativo nacional y, la tragedia que muchos de los seres humanos de éste planeta padecen, lamentablemente, perdura en el tiempo aunque los focos se hayan apagado y nuestra mirada se desvie a otras luces nuevas.

Segun medicos sin fronteras, desde que finalizó la Segunda Guerra Mundial, sólo 63 países se han visto libres de la guerra. El 90% de los países que han estado envueltos en algún tipo de conflicto violento, se encuentra dentro de lo que entendemos por Tercer mundo (paises empobrecidos para las personas que estamos trabajando en el sector de la intervencion social y/o cooperacion para el desarrollo y codesarrollo). MSF calcula además que, en la segunda mitad del siglo XX, murieron aproximadamente 45 millones de personas víctimas de la guerra.

Y el comienzo del nuevo siglo no parece que vaya por un camino distinto. Los llamados conflictos olvidados se ubican en muchos lugares del planeta que, en ocasiones, ni siquiera sabemos ubicar en el mapa. La mayoría son consecuencia de la colonización, la limpieza étnica, la lucha por el poder de los recursos naturales o, simplemente, por codicia y barbarie.

En este post solo están explicados unos pocos aunque quiero dejar constancia de los demás. Me gustaría, si me planteo hacer una segunda parte de este post, que alguno de la lista hubiera desaparecido. Realmente esa sí sería una gran noticia.

  • Angola: Diamantes, petróleo y uranio frente a una esperanza de vida de apenas 40 años y una media de edad de 18. Angola sigue curando como puede las heridas causadas por tres décadas de guerra civi, desde 1975 cuando se independizo de Portugal. ACNUR, responsable de un ambicioso plan de repatriación, calcula que aún 200.000 refugiados angoleños permanecen en la República Democrática del Congo, ZambiaNamibia y otros 14.000 en Suráfrica y Botswana. El destino que les espera no es muy esperanzador. La falta de alimentos es otra de las grandes asignaturas pendientes. En la actualidad Angola sufre la peor epidemia de cólera en los últimos diez años y es uno de los paises del mundo con mayor numero de minas repartidas por su territorio que ya se han cobrado la vida de 1 de cada 415 angoleños, acualmente esta es su particular guerra .


  • Afganistán: Liberados de los talibanes por paises occidentales, el país vive una situación inestable y la violencia forma parte de la vida cotidiana. Unos 2,5 millones de afganos todavía están refugiados en Pakistán e Irán y muchos retornan al país. Ahora, la raquítica democracia afgana convive con los cada vez más poderosos talibán, que, enriquecidos gracias a la acelerada producción de opio y trafico de armas, pagan hasta cinco kilos de oro por cada soldado de la OTAN que maten. La mayoría de los países vacila a la hora de aumentar su presencia militar en un país en el que los soldados tienen 3,5 veces más posibilidades de morir que en Irak.
  • Darfur (Sudán): Sólo uno de los grupos rebeldes ha firmado los acuerdos de paz, que están paralizados mientras la inseguridad afecta a la población civil y las ONG que la atienden. MSF ha suspendido parte de sus actividades después de que sus oficinas sufrieran robos y por miedo a la integridad de los/as cooperantes. Por su parte, la ONU advierte que “el nivel de violencia al que se enfrentan los trabajadores humanitarios no tiene precedentes”. Sudán se ha visto desgarrado por guerras civiles intermitentes desde el momento en que el país, el mayor de África, se independizó de Gran Bretaña en 1956.La raza negra ha sufrido un permanente sometimiento a la población árabe. Sin embargo, esta guerra no era sólo un contencioso religioso entre musulmanes y cristianos, sino también la lucha por el control de los recursos naturales. Esta espiral de violencia, agravada por las hambrunas, sequías e inundaciones, ha sumido al país en una crisis humanitaria de dimensiones incalculables: alrededor de 4,5 millones de sudaneses permanecen sin hogar, viviendo en la pobreza como refugiados o desplazados, más de dos millones y medio de personas han muerto y otras tantas corren el riesgo de perecer de hambre. La lista de barbaries a la que se ven sometidos los civiles incluye además el homicidio, la tortura y la esclavitud.
  • Argelia: os enfrentamientos entre los islamistas y el Gobierno condicionan el presente y el futuro de Argelia, cuatro décadas después de su proclamación como República Democrática el 3 de marzo de 1962.En abril de 2004, Argelia se enfrentó a unas elecciones decisivas para la madurez democrática del país. El resultado fue la reelección de Abdelaziz Bouteflika, que logró un segundo mandato -que se prolongará hasta 2009- con un 83,9% de los votos sin muertos de por medio. Sin embargo, Ali Benflis, su principal rival, no reconoció el resultado del escrutinio que tachó de fraudulento. Un equilibrio que perpetúa su inestabilidad. El país está amenazado por cedulas terroristas, 500 personas, murieron por esta causa en el 2007.
  • Antigua Birmania- Unión de Myanmar: Los 14 estados que componen la Unión de Myanmar, no han podido escapar de la dictadura castrense que ha regido desde 1962, a pesar de que en 1990 la Liga Nacional por la Democracia (NLD) logró el respaldo mayoritario en unas elecciones legislativas cuyos resultados se quedaron en la simple anécdota, porque los militares, derrotados democráticamente en las urnas, nunca ‘soltaron’ el poder. La represión contra cualquier vestigio de oposición ahoga al país más grande del sudeste asiático, que junto a Laos y Tailandia conforma el llamado ‘triángulo de oro’ del cultivo mundial de opio y fabricación de heroína blanca. Además, Birmania es también escenario de la violación sistemática de los derechos de los grupos étnicos minoritarios. Miles de civiles son ‘reclutados’ por el Ejército para realizar trabajos forzosos en plantaciones, en la construcción de carreteras o para servir de porteadores o mensajeros, según denuncia desde hace varios años la Organización Internacional del Trabajo (OIT). El resto del mundo empezó a tomar conciencia de lo que ocurría en Birmania cuando Aung San Suu Kyi recibió, en 1991, el Nobel de la Paz. El último titular informativo es en septiembre de 2007: miles de monjes budistas se echan a la calle contra la Junta Militar. Lo que empezó como una protesta de trabajadores y estudiantes contra la subida del precio del petróleo se ha convertido en el grito desesperado de un país sometido a un gobierno ilegal y represivo que dura ya cuatro décadas y media.
  • República de Burundi: Hutus contra tutsis. De nuevo guerra civil tras la independencia. Según Naciones Unidas, se ha cobrado más de 300.000 vidas y ha provocado cientos de miles de desplazados y refugiados. Un panorama desolador en un país en el que la esperanza de vida no supera los 44 años, 250.000 personas están contagiadas por el virus del sida y más del 70% de la población vive por dejado del umbral de la pobreza.
  • Nagorno- Karabaj: El eterno conflicto entre vecinos. En este caso, el enclave de mayoría armenia (el 80%) en territorio azerbaiyano de 4.400 kilómetros cuadrados, Nagorno-Karabaj, es el escenario en que se desarrolla la contienda.

Y cachemira, Haiti, Gaza (Palestina), Colombia, Republica democratica del congo, Corea, Costa de Marfil, Chechenia, Filipinas, desplazados de la guerra entre Liberia y Sierra Leona en Guinea Conakry, Liberia, Kosovo, la discriminación y vulneracion de derechos de los/as indígenas mexicanos, Nepal, Nigeria, El pueblo saharaui, República centroafricana, Somalia, Líbano, Tímor oriental, Uganda, Zimbaue.


Estas imagenes pertenecen al paisaje y habitantes del tibet, Están tomadas de youtube. Solo me queda por decir mi deseo para este pueblo: “शानि‍त् आज़ादी, paz y libertad”.